Lengua y Literatura

¡Buenos días, princesa!


Voy a hablar sobre un libro que me he leído este verano y que me ha gustado mucho. Este libro se titula “¡Buenos días, princesa!”, cuyo autor es Blue Jeans. Tiene como tema principal la historia de unos chicos incomprendidos a los que nadie entendía hasta que se fueron uniendo unos a otros en el camino y crearon hace dos años el Club de los Incomprendidos, en el cual se reunían semanalmente para tratar temas personales y académicos. Hasta el momento su amistad ha podido con todo, sin embargo algo ha cambiado, nuevos problemas, amores, celos, hasta el punto que no saben si pueden contra los unos con los otros. Tiene como protagonistas a seis adolescentes, Raúl, Valeria, Eli, María, Bruno y Ester, que sienten, sufren, aman… como otros chicos de su edad.
El libro está narrado en tercera persona, y el autor pretende adentrarnos en sus vidas, preocupaciones, sueños y esperanzas. Cada personaje narra su propia historia y experiencias dentro del Club de los Incomprendidos, un club para jóvenes solitarios que no encajaban en ningún lugar y solo se tenían los unos a los otros. Ahora, la adolescencia y las nuevas experiencias los han ido cambiando, y mientras que unos quieren luchar para que el club se mantenga vivo y poder continuar con las reuniones, otros ya los ven algo infantil.
Los personajes secundarios aparecen el momentos importantes, pero ninguno adquiere un gran protagonismo. De ellos cabe destacar a César, un joven que aparece de la nada y se gana nuestro cariño al instante.
La historia se desarrolla en tan solo cuatro días en los que los jóvenes vivirán muchos cambios. Los capítulos se suceden desde diferentes puntos de vista e irán apareciendo una serie de flashbacks para meternos en situación y conocer mejor cómo y por qué surgió el Club de los Incomprendidos.
Me pareció una novela muy juvenil, aunque a veces un poco repetitiva. Hubo partes que me engancharon más que otras, sobre todo aquellas en las que aparecían personajes que me gustaban. En esta novela destaca el uso excesivo de las redes sociales y los móviles, algo que está muy de moda y al día.
En resumen, “¡Buenos días, princesa!” es un libro juvenil, con unos personajes que se encuentran perdidos en una etapa de la vida donde deben tomar decisiones importantes que afectarán a su futuro. Afrontar problemas familiares, aprender a valorarse a sí mismos, apreciar y concienciarse del significado de la verdadera amistad, enamorarse, experimentar lo que se siente cuando te rompen el corazón… hasta alcanzar el camino hacia la madurez. Una historia repleta de líos amorosos, secretos, problemas de la adolescencia, celos, envidia y mil cosas más. Por estas razones este libro está especialmente recomendado a lectores de la misma edad que sus protagonistas.
A mí este libro me gustó mucho, y me dejó con ganas de más, sobre todo al conocer que tiene un final abierto y que continúa con las siguientes entregas de esta trilogía tituladas “No sonrías que me enamoro” y “¿Puedo soñar contigo?”.

Anuncios
Categorías: Lengua y Literatura

Libro: Desde mi cielo. Alice Sebold


desde mi cieloLibro:Desde mi cielo.

Yo recomiendo este libro de Alice Sebold, ya que es el libro que más me ha gustado, porque trata muchos temas en él, no sólo se centra en uno, lo recomiendo porque no sólo a mi me ha gustado este libro si no a muchísima más gente.

La historia trata sobre una niña de 14 años, la cual un día de invierno por la mañana, con un tiempo bastante malo, la ocurre algo que le cambiará la vida tanto a ella como a las personas que la rodean, centrándonos en sus padres y hermanos .Será tan inquietante la noticia que día a día llegan llamadas telefónicas policiales, interrogatorios de toda la ciudad, y muchos comentarios en el colegio al que asistía esta niña. Nadie sabía que había pasado y porque una niña sin problemas había desaparecido de un segundo a otro.

Toda esta desgracia la llevará a dar con la muerte, lo que no nos imaginamos es quién fue la persona que lo llevó a cabo.

Desde el cielo nos irá contando todo, tanto sus sentimientos, como lo que sucedió, por ello el libro se titula así: Desde mi cielo.

Y nos cuenta lo rara que se siente allí, y lo mucho que echa de menos a toda su familia y amigos.

Y lo más inquietante es como intenta dar señales para pillar al asesino/a de su muerte.

Además es una historia basada en hechos reales, y nos hace darnos cuenta del tipo de gente que hay, y el gran vacío que deja la muerte de un ser tan querido como una hija.

Categorías: Lengua y Literatura, Uncategorized

NOVELA Y ENSAYO DE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX


Tras la Guerra Civil, en la narrativa española, al igual que en la poesía y el en teatro se produce una ruptura con la narrativa del novecentismo y de la G. del 27. Se produce, por tanto, un corte en la evolución literaria debido a una serie de razones: por un lado, la muerte de algunos modelos novelistas del S. XX como Inclán, y por otro, el exilio de algunos autores que destacaron en los años 30, como Ayala, además de las nuevas circunstancias políticas, la censura en la novela de corte social, etc…

La década de los 40, existencialismo, es tiempo de reiniciar la andadura de la novela española. Por un lado, siguen publicando autores de la generación anterior como W. Fernández Flórez; por otro, existe una narrativa de carácter tradicional, como la de Ignacio Agustí.
Van a destacar tres hechos importantes en esta década:
– La aparición en 1942 de la novela “La familia de Pascual Duarte” de Camilo José Cela.
– La publicación de la obra ganadora del primer Premio Nadal, “Nada” de Carmen Laforet.
– Y la publicación de las primeras obras de Miguel Delibes y G. Torrente Ballester.
La temática va a reflejar la amargura de las vidas cotidianas, la soledad, la inadaptación, la muerte, la frustación, etc…Los personajes se adaptan a estos temas; los protagonistas son personas marginadas socialmente, como por ejemplo en “La familia de Pascual Duarte” de Cela y en “Nada ” de Carmen Laforet.
La sociedad de la España de los 40 está marcada por la pobreza, la incultura, la violencia, la falta de libertad, la persecución política….
Técnicamente estas novelas se caracterizan por su sencillez y tradicionalidad: la narración es cronológicamente lineal, el narrador aparece en 3º p. mayoritariamente y hay ausencia de saltos temporales. Entre los aautores más destacados están como ya hemos nombrado anteriormente: Cela, Delibes Carmen Laforet y Torrente Ballester.

AÑOS 50, REALISMO SOCIAL

Gracias a una nueva e importante generación de narradores, la novela se encamina hacia un realismo más objetivo o más crítico y comprometido. Pretenden plasmar o dar testimonio de la triste realidad de nuestro país para que los lectores tomen conciencia de ella. Es la década de la crítica y de la denuncia directa. Por tanto los temas serán la dureza de la vida del campo, “Los santos inocentes”, Delibes; la persecución, la injusticia,el mundo del trabajo urbano como en “Central eléctrica”, de Juan García Hortelano; La ciudad, en “La colmena”, de Cela; las clases trabajadoras en “El Jarama”, de Sánchez Ferlosio; la burguesía, en “Entre visillos”, de Carmen Martín Gaite y la Guerra Civil y sus consecuencias. Todos estos temas pertenecen al llamado realismo crítico en el que el narrador proyecta su ideología sobre los personajes y hace más explícita la denuncia social.
Estos novelistas utilizan la técnica objetivista , que consiste en la presentación de personajes de diferentes clases sociales, los espacios urbanos (barrios acomodados, suburbios) rurales, predominio del diálogo y la narración lineal. Otros autores destacables son: Torrente Ballester con “Los gozos y las sombras”, Jan Goytisolo con “Señas de identidad”, Ana María Matute con “Los Abel”, Cela con “Viaje a la Alcarria” y Delibes con “El camino” y “Las ratas”.
En estos años centrales del siglo se dan otras tendencias narrativas: el realismo tradicional, la narrativa poética y de humor y las novelas policiacas.

AÑOS 60 Y 70. NOVELA EXPERIMENTAL.

El agotamiento de la novela social, el conocimiento de la novelística europea y la eclosión de la novelística hispanoamericana produjeron una transformación en la novela española durante los años 60.
En 1962, Luis Martín-Santos publicó “Tiempo de silencio” obra de contenido social en la que se incorporan técnicas narrativas modernas tales como el monólogo interior o la narración en segunda persona. Cuatro años después se publicaron tres obras que siguieron la misma línea: “Señas de identidad”, de Juan Goytisolo, “Ültimas tardes con Teresa”, de Juan Marsé y “Cinco horas con Mario”, de Miguel Delibes.
PAulatinamente, lo social fue cediendo terreno a la preocupación formal , y esta preocupación derivó hacia el experimentalismo: ruptura de la sintaxis, aplicación no normativa de los signos de puntuación, utilización de recursos surrealistas, desaparición del argumento, etc…

DE LOS 70 A LA ACTUALIDAD.

En losd últimos años, la narrativa ha vuelto a planteamientos más tradicionales. Junto a la recuperación del argumento , se manifiesta un gusto por los hechos históricos y por la novela policiaca y de aventuras, y un interés por los temas feministas. Entre los narradores actuales de mayor éxito descatan: Eduardo Mendoza, “La verdad sobre el caso Savolta”, Francisco Umbral, “Las señoritas de Avignon”, Arturo Pérez Reverte, con su serie de novelas protagonizadas por el Capitán Alatriste, Rosa Montero, “la hija del caníbal”, Almudena -grandes, “Las edades de Lulú”, etc…

EL ENSAYO

En los años 40 y primeros de los 50, los ensayistas se ocupan sobre todo del tema de España desde la perspectica ideológica de la dictadura. Los más representativos son, por ejemplo, Antonio Tovar y José antonio Maravall, entre otros.
A lo largo de los años 50 se produce una reacción intelectual encabezada por Julián Marías y Enrique Tierno Galván, entre otros.
En los años 60 se va afirmando un ensayo que recoge las corrientes intelectuales uropeas como por ejemplo el marxismo y a finales de los 60 y en los 70 se divulgan el estructuralismo, la semiótica,…Sobresale Manuel Sacristán.
En los años 80 surge la tendencia a la heterodoxia y el antidogmatismo con autores como Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio,etc…e
En los 80 y 90 se publican ensayos sobre temas literarios, estéticos. políticos, etc…. En estos años destaca por ejemplo Eduardo Punset.

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

TEATRO POSTERIOR A 1936.


En la historia del teatro español contemporáneo que abarca desde mediados del siglo XX hasta nuestros días , se dan las mismas tendencias que en la lírica y en la narrativa.
Se analiza el teatro de posguerra en tres períodos:
1. En la posguerra y la década de los años cincuenta:
a) la comedia de salón: continuadora del teatro benaventino o modernista; entre melodrama y comedia de tesis, defensora de los valores tradicionales y preocupada por la obra bien hecha. Presenta un mundo feliz y aparentemente sin problemas, aunque también está atenta a los problemas sociales y morales: José María Pemán , Juan Ignacio Luca de Tena, Joaquín Calvo Sotelo que en “La muralla”, trata el tema de la incomprensión; Víctor Ruiz Iriarte con “Juego de niños”, etc…
b) Teatro cómico: buscó la innovación escénica a través de la ironía, la parodia intelectual y una lógica hilarante, intentando eludir la realidad, a pesar de su trasfondo crítico y amargo: Enrique Jardiel Poncela “Los habitantes deshabitados”; Miguel Mihura “Tres sombreros de copa”, “Melocotón en almíbar”, “Maribel y la extraña familia”, etc…
c) Teatro histórico: “¿Dónde vas Alfonso XII?” y su continuación “¿Dónde vas triste de ti?” de Juan Ignacio Luca de Tena.
d) Teatro social: Antonio Buero Vallejo se da a conocer como dramaturgo con “Historia de una escalera”, una obra en la que presenta la dramática realidad española de posguerra a través de tres generaciones que conviven en la misma casa vecinal. Estrena posteriormente “En la ardiente oscuridad” y “El concierto de San Ovidio”, obras cuyos protagonistas son ciegos, donde al autor le preocupa más la ceguera moral que la física. Para evitar los efectos de la censura, escribe dramas históricos como “Un soñador para un pueblo”, “Las Meninas”, en los cuales presenta problemas acuciantes de su momento, enmascarándolos con los que se dieron en el pasado. Con el trasfondo de la Guerra Civil, estrena “Tragaluz” y “Misión al pueblo desierto”. El tema de la tortura lo trata en “La doble historia del doctor Balmy”. Alfonso Sastre concibe el teatro como arte social e instrumento de acción revolucionaria para llevar la agitación al pueblo. Consiguió fama con “Escuadra hacia la muerte”.
2. década de los sesenta.
El teatro sigue siendo principalmente social. Denuncia las injusticias, la pobreza y la miseria de las clases bajas, la falta de empleo, la marginación, la necesidad de emigrar al extranjero, la esclavitud y la explotación en el trabajo; la inmoralidad de las clases adineradas, la hipocresía, la pérdida de ideales y valores a causa del capitalismo emergente que idealiza dinero y sexo; la soledad del hombre y la deshumanización de las ciudades. Emprenden una labor de desmitificación de héroes y símbolos. Los personajes, individuales o colectivos, representan y reflejan las vivencias de los de su clase; son en su mayoría víctimas de la situación política y social del momento.
El lenguaje es cuidado pero sencillo, a veces popular, a veces jergal: Lauro Olmo en “La camisa”, en la que trata el tema de la emigración. José Martín Recuerda que pone en evidencia la hipocresía a través de “El caraqueño”. Alfonso Paso que comenzó escribiendo teatro social pero acabó decantándose por el teatro de intriga y comercial por ser más productivo económicamente como “Usted puede ser un asesino”; Francisco Nieva, Fernande Fernán Gómez,etc.

3. Década de los setenta.
Recibe la influencia de autores extranjeros (del teatro del absurdo o de la crueldad): Alfred Jarry, Ionesco, y también de españoles como Valle-Inclán García Lorca o Mihura.
Gozan de éxito en los escenarios: Fernando Fernán Gómez con “Las bicicletas son para el verano”, que trata de las vicisitudes de una modesta familia madrileña durante la Guerra Civil. Francisco Nieva, de cuyo teatro, principalmente vanguardista, destacamos “La carroza de plomo candente”. Fernando Arrabal cuyo teatro surrealista y antibelicista ha obtenido gran éxito en Francia aunque no en España: “Pic-nic”, “El triciclo” y “Cementerio de automóviles”en la que presenta una sociedad en descomposición , carente de valores. Sigue la preocupación por lo crítico y lo social , por falta de libertades y las injusticias sociales con: Ana Diosdado “Los ochenta son nuestros”; José Sanchís Sinisterra “Ay, Carmela”; José Luis Alonso de Santos “La estanquera de Vallecas”, “Bajarse al moro”, etc.
GRUPOS DE TEATRO INDEPENDIENTE Y TEATRO ALTERNATIVO.
Los grupos de teatro independiente crean textos propios, hacen montaje colectivos y actúan fuera de los circuitos comerciales. Destacan Los Goliardos y Tábano (Madrid), La Cuadra (Sevilla), Akelarre (Bilbao), Els Joglars, Els Comediants, Tricicle (Cataluña), etc…
En las salas de teatro alternativo el aforo era más reducido y el precio más asequible, pero no por ello las compañías eran de menor calidad. Se trata de un teatro de vanguardia que va dirigido a gente con inquietudes culturales.
Años después vuelve al teatro la estética realista interesado por la vida cotidiana, aunque no excluye los elementos oníricos. El género utilizado por estos autores será la comedia y la tragicomedia, siendo la tragedia menos usual. Los temas más frecuentes son la crisis de la pareja y el desamor entre otros.
entre los autores más representativos se encuentran Fernando Fernán Gómez con “Las bivcicletas son para el verano”, José Luis Alonso de Santos Con “La estanquera de Vallecas”, José Sanchís Sinisterra con ¡Ay, Carmela!, etc…

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

NARRATIVA HISPANOAMERICANA.


Hacia los años 40, la novela hispanoamericana, fundamentalmente realista, sufre un cambio. Inician la renovación Miguel Ángel Asturias “Las leyendas de Guatemala”, “El señor Presidente”, Alejo Carpentier, “El siglo de las luces” y Uslar Pietri, y la consagran desarrollando nuevos tipos de novela, con caracteres muy personales: Jorge Luis Borges creador de un mundo de ficción cuyos elementos básicos son la inteligencia, la memoria y el refinamiento intelectual, la utilización de símbolos (espejos, laberintos, bibliotecas…) y la reelaboración de mitos clásicos “Historia universal de la infamia”, “El jardín de los senderos que se bifurcan”, “Ficciones”, “El Aleph”; Ernesto Sábato “El túnel”, “Sobre héroe y tumbas”,; Julio Cortázar “Historias de cronopios y de famas”, “Rayuela”, “La vuelta al día en ochenta mundos”; Juan Carlos Onetti “El astillero”; Juan Rulfo “Pedro Páramo”, “El llano en llamas”, etc…
En la década de los sesenta, la influencia internacional- y particularmente en españa y Europa- de “La ciudad y los perros”, de Mario Vargas Llosa, “Cien años de soledad”, de Gabriel García Márquez, “Sobre héroes y tumbas”, de Ernesto Sábato, “Rayuela”, de Julio Cortázar, etc., fue muy grande.
Los cambios que se habían iniciado ya en las décadas anteriores alcanzan ahora su apogeo y tiene lugar lo que se ha llamado el “boom” de la novela hispanoamericana.
La necesidad de retratar una realidad más amplia que la percibida por los sentidos hace que el panorama narrativo hispanoamericanos surjan nuevos temas y, sobre todo una distinta forma de abordarlos- el realismo mágico-. Junto a la temática rural, mágica y mitificada, en lo que se funde la realidad con la fantasía, el mundo de los muertos, el imaginado y el de los vivos, convive la temática urbana. Frente a la mitificación de lo cotidiano aparece con una mayor frecuencia la desmitificación de de otros elementos como lo militar, lo religioso, el machismo, etc., que ya se habían iniciado anteriormente. Se mantiene el análisis crítico de la realidad y la preocupación social. Es en las técnicas narrativas y en el lenguaje donde se percibe una mayor novedad: muchas veces no se sigue la línea argumental del relato; la historia se cuenta desde el principio, pero también empezándola por el medio,(in medias res) o por el final, y volviendo desde allí a su principio. Puede haber varias personas que narran los sucesos desde su propia perspectiva; alterna la voz del narrador con el monólogo interior de los personajes. Hay autores que invitan al lector a reelaborar la historia. Se introducen a veces frases en diferentes idiomas, se inventan palabras o lenguajes inexistentes, y se rompe con la puntuación tradicional; alterna el vocabulario culto con el popular e incluso vulgar.Son autores muy destacados del “boom” Álvaro Mutis; Gabriel García Márquez, premio Nobel, (“Cien años de soledad” en la que presenta la creación, desarrollo y decadencia de Macondo, visto a través de siete generaciones, que sufren soledad, incluso después de muertos; “El coronel no tiene quien le escriba “, “Crónica de una muerte anunciada”; Carlos Fuentes “La región más transparente”; Guillermo Cabrera Infante ,”Tres tristes tigres” y Mario Vargas Llosa, “La ciudad y los perros”.
La última narrativa hispanoamericana recrea las técnicas de la narrativa oral, sigue preocupada por temas políticos y sociales, abomina de las dictaduras, clama por los desaparecidos en las dictaduras militares, anhela la libertad, pero es menos innovadora desde el punto de vista formal. Son dignos de mención: Augusto Monterroso “La oveja negra y demás fábulas” y Laura Esquivel “Como agua para chocolate”, entre otros.

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

POESÍA HISPANOAMERICANA


A finales del siglo XIX surgió en Hispanoamérica el primer movimiento autóctono de alcance internacional: el Modernismo.
Pionero de la renovación estética modernista fue José Martí, poeta cubano y héroe de la independencia de su país. Entre sus obras destacan “Ismaelillo” y “Versos sencillos”.
Otros autores importantes del Modernismo – dejando aparte a Rubén Darío- fueron el colombiano José Asunción Silva, el mexicano Amado Nervo y el argentino Leopoldo Lugones, entre otros.
desde los primeros años del siglo XX empezó a sentirse una tímida reacción contra el Modernismo, que dio lugar a varias tendencias poéticas denominadas posmodernistas. Entre estas tendencias destacó la llamada poesía femenina , que significó la recuperación de la sencillez poética. En esta línea destacaron tres poetisas: la chilena Gabriela Mistral, la argentina Alfonsina Storni y la uruguaya Juana de Ibarbourou.

Los movimientos de vanguardia que surgieron en Europa a principios del siglo XX tuvieron un amplio eco en Hispanoamérica.
Aparte de Vicente Huidobro hubo otros grandes escritores hispanoamericanos de filiación vanguardista. de ellos, los más destacados fueron Jorge Luis Borges, César Vallejo y Pablo Neruda.
El escritor argentino Jorge Luis Borges entró en contacto con los ultraístas españoles a raíz de un viaje a España el año 1918; desde ese momento, adoptó una postura decididamente vanguardista. Cuando regresó a su país natal, Borges difundió el Ultraísmo por Hispanoamérica.
El poeta peruano César Vallejo publicó en 1922 su obra “Trilce” considerada como la culminación del vanguardismo hispanoamericano. En “Trilce”, Vallejo consiguió una poesía absolutamente moderna e innovadora.
El poeta chileno Pablo Neruda contribuyó también al desarrollo de la vanguardia con alguna obra, especialmente con “Tentativa del hombre infinito”.
Encontramos una poesía pura, expresión del arte por el arte, que el poeta cubano Mariano Brull definió como “lo que queda cuando no queda nada” y una poesía negra o afroantillana que es la muestra más atractiva de la vanguardia criolla, centrada en el interés por la cultura negra. Su máximo exponente es Nicolás Guillén, “Poemas mulatos”.

Tras la crisis de las vanguardias algunos escritores mexicanos se reunieron en torno a la revista “Contemporáneos” desde la que orientaron el nacionalismo dominante hacia las corrientes culturales exteriores.
Al mismo tiempo, en otros poetas y países se observa una evolución semejante . En Chile, inicia su trayectoria poética Pablo Neruda, uno de los poetas universales más leídos. Entre sus obras más leídas está “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”.
En la poesía hispanoamericana de las últimas décadas cabe señalar dos tendencias:
.Una de corte surrealista, preocupada por alcanzar un lenguaje puro que reconstruya la armonía del universo. El principal representante es Octavio Paz, con obras como “Libertad bajo palabra”.
.Una poesía realista, comprometida con la realidad política y social de América y expresada en un lenguaje coloquial. El principal representante es Mario Benedetti con “Inventario Uno”, “Inventario Dos” e “Inventario Tres”. A este autor siguen otros como Álvaro Mutis con “Los trabajos perdidos”; Ernesto Cardenal con “El estrecho dudoso” y Juan Gelman con “Carta a mi madre”.

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

LA LÍRICA ESPAÑOLA EN LA SEGUNDA MITAD DEL S. XX


A causa de la Guerra Civil nuestra literatura pierde gran parte de las referencias anteriores: muchos escritores e intelectuales han de salir hacia el exilio: Alberti, Salinas, Cernuda, Guillén, Machado. Otros, serán fusilados como Lorca, y no podemos dejar en el olvido a los que estuvieron en prisión y murieron en ella, como Miguel Hernández. “Genial epígono” del 27 . Autor de una corta producción poética pero que a través del poemario “El rayo que no cesa” y la grandiosa “Elejía a Ramón Sijé” reflejará su talento. Durante la guerra publica un libro de inspiración bélica y revolucionaria, “Viento del pueblo” y ya en la cárcel compone “Cancionero y romancero de ausencias”, que expresa su desgracia de modo sobrio. Entre sus últimos poemas destacan “Nanas de la cebolla” dedicadas a su hijo.
La cesura provoca durante años su olvido, a la vez que nuevos autores han de sortearla lo mejor posible. Otros, con una literatura menos comprometida se adaptan mejor a las circunstancias. Nuestras letras van recobrando aliento en los diversos géneros y tendencias. Surgirán en estos años escritores de gran relevancia en nuestra historia literaria.
Hasta mediados de los años 50, la poesía que se escribió después de la guerra puede agruparse en tres tendencias: arraigada, desarraigada y social.
Se llama poesía ARRAIGADA a la que escribió un grupo de poetas en los años 40 los cuales se fijaron más en la perfección del verso y en la expresión de la belleza que en pintar la triste situación del momento, recién acabada la Guerra Civil. En sus versos acudieron a los sentimientos religiosos o a temas tradicionales como el paisaje, el amor y la expresión de la belleza. Pretendían una forma serena y clásica evitando los fritos de angustia. Se suelen agrupar a los poetas “arraigados” Luis Rosales, Leopoldo Panero, Luis Felipe Vivanco y Dionisio Ridruejo, poetas que se llamaron a sí mismos “Juventud creadora”.Tienen una visión optimista y esperanzadora del mundo y de la vida.
En la misma época de los 40 otros poetas reaccionan en contra de los arraigados. Es la poesía DESARRAIGADA. Su máximo representante va a ser Dámaso Alonso.
En 1944 apareció en León la revista “Espadaña” cuyos primcipales impulsores fueron Antonio G. de Lama, Eugenio de Nora y Victoriano Crémer. Estos poetas quisieron exaltar el vivir humano, con mucha menor preocupación por la forma. Lanzaban un grito de libertad hasta donde la cesura lo permitiese. Consiguieron publicar poemas de autores prohibidoss, como Lorca, Otero, Alberti, Neruda, etc.
Singular actividad realizó el grupo cordobés agrupado en torno de la revista “Cántico”, fundada en 1947 por Juan Bernier y Ricardo Molina a los que se unieron Pablo García Baena, Julio Aumente y Ginés de Liébana. Escribieron en verso normalmente libre, se propusieron y lograron hacer simplemente poesía , despojada de otras intenciones que no fueran puramente líricas , como hicieron los escritores del 27. Es una poesía de tonos intimistas y, muchas veces, de inspiración religiosa, que rechazó por completo el tremendismo existente en la poesía coetánea.
Poesía SOCIAL. Surge a finales de los años 40 y su cultivo se produce, sobre todo, en los años 50, aunque va más allá de estos años. Partiendo de la actitud “desarraigada” algunos poetas conducen su obra hacia finalidades concretas inmediatas. No se detienen en la queja, en el lamento, sino que pretenden mirar más hacia el exterior y contempla la injusta y triste realidad en la que vive el ser humano. La voz social se vuelve solidaria, objetiva y de denuncia. Se denuncian las desigualdades y las injusticias sociales que padecen los más desvalidos . Su deseo es transformar la sociedad en la que vive.Se dirigen a la “inmensa mayoría” y prefiere utilizar un lenguaje sencillo y directo. Los poetas deciden convertirse en testigos de la vida cotidiana. Dos de sus obras más significativas se publican en 1955: “Cantos iberos” de Gabriel Celaya y “Pido la paz y la palabra ” de Blas de Otero.
Otros grandes líricos que inician su andadura son: José Hierro, Vicente Gaos, Carlos Bousoño, Juan Gil-Albert, etc…

A mediados de los 50 , en pleno auge de la poesía social, surge un grupo de poetas que reciben el nombre de “Generación de los 50” o “Segunda generación de posguerra”.
No es posible determinar unas notas que encuadren a todos aunque participen de ciertos rasgos: posición crítica ante la sociedad, un tono menos dramático que el de la poesía social, preocupación por crear un estilo más personal, , vuelta al intimismo, a lo subjetivo y entienden la poesía como una forman de experiencia personal y de exploración de la realidad.
Pertenecen a este grupo grandes poetas como Jaime Gil de Biedma, José Ängel Valente, Antonio Gamoneda, José Agustín Goytisolo , Claudio Rodríguez y Francisco Brines, entre otros.

LOS NOVÍSIMOS.
Hacia 1970 surge una nueva promoción de autores nacidos en su mayoría después de la Guerra Civil. Fue José María Castellet quien publica la antología “Nueve novísimos poetas españoles”, Pere Gimferrer, Manuel Vázquez Montalbán, Antonio Martínez Sarrión, José María Álvarez, Féliz de Azúa, Vicente Molina -Foix, Ana María Moix y Leopoldo María Panero. Son autores de gran formación , que se trasvasa a su poesía calificada de “culturalista” por la abundante presencia de alusiones filosóficas, literarias, artísticas e históricas. Se advierte en ellos un deseo de renovación, alejada de la preocupación social. En su poesía cabe desde el surrealismo hasta la experimentación formal, desde un lenguaje cultista a un lenguaje cotidiano.
Castellet caracteriza a sus novísimos , por ejemplo, por la ruptura con la poesía anterior, su formación en los medios de comunicación, el gusto por la mitología popular que proviene del mundo del cine , del deporte, et…
Obviamente, tanto los novísimos como otros poetas de los 70 no incluidos en dicha antología han seguido su propia evolución. Antologías con poetas de este momento son también las de Enrique Martín Pardo y Antonio Prieto. Con similares poéticas hay en estos años otros relevantes autores no incluidos en los novísimos: José Miguel Ullán, Luis Alberto de Cuenca, Luis A. de Villena, etc..

En la abundante producción poética de los últimos años del siglo XX existen en la lírica española diversas tendencias: – esteticista, del silencio o minimalista, neosurrealista, intimista y neosocial. Loa autores que destacan en esta poesía última destacan: Ana Rossetti, Andrés Sánchez Robayna, Blanca Andreu, Luis García Montero, Juan Carlos Mestre, Clara Jarnés, etc…

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

Libro de Pruebas CDI 3ºESO


Ejercicios CDI
recursos cdi

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

TEATRO G. DEL 27


Además de Lorca, que fue el autor más representativo en la dramaturgia del 27, Pedro Salinas escribirá un teatro poético , de dimensión humana. LA mayoría de sus obras son de un solo acto. Sus obras se dividen en : 1. piezas rosas, cuyo tema principal es el amor, y 2. piezas satíricas donde predomina la denuncia de la alineación del hombre. Sus dos obras de tres actos son: “Judit y el tirano” y “El director”.

Rafael Alberti
Escribirá a partir de 1930 donde nos remonta a la creación del hombre y a la causa de su perdición en su obra “El hombre deshabitado”. La crítica agrupa sus obras en dos tendencias: 1. teatro político con “Fermín Galán” y 2. Teatro poético con “El adefesio”.

Entre los autores que son coetáneos de los poetas de 27 y que comienzan su trayectoria literaria antes de la Guerra Civil, recordamos a Miguel Hernández y Max Aub. Entre las obras de Miguel Hernández destaca “Quién te ha visto y quién te ve y la sombra de lo que eras” y de Max Aub “El celoso y su enamorado”.

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

VALORACIÓN CRÍTICA DE ” LA CASA DE BERNARDA ALBA “


“La casa de Bernarda Alba” (1936), última obra de Lorca, es considerada como la obra más representativa dentro del teatro lorquiano. Se trata de un drama rural en el que Pepe es el hombre que no aparece en escena , catalizador de una tragedia que empieza y termina con la muerte y con el encierro. Bernarda Alba, instinto de poder ciego igual que el sexual tiene como misión reprimir al mundo femenino que vive en su casa. Condenará a sus cinco hijas a la soltería, les negará la oportunidad de relacionarse con nadie y, sobre todos, con hombres aunque la única que tendrá derecho será su hija mayor, Angustias, prometida con Pepe el Romano, hombre que únicamente la quiere por su dinero pero que a ella no le importa puesto que lo que quiere es salir de esa casa, salir de su encierro. Será un mundo dominado por el silencio hasta que Bernarda decida que ya pueden volver a vivir, que se ha terminado el luto.
Adela será la única que termina con este mundo injusto. Prefiere suicidarse al creer muerto a Pepe, quien mantenía relaciones con ella de manera clandestina, a llevar una vida sin pasión.
En esta obra subtitulada “Drama de mujeres en los pueblos de España” Lorca nos da su visión trágica de la situación de la mujer en su tierra andaluza.

Categorías: Lengua y Literatura | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.